Supone la destreza para comprender el orden y el significado de las palabras en la lectura, la escritura, al hablar y al escuchar. Un ejemplo de este tipo de inteligencia son las personas que son buenas escribiendo, leyendo, contando historias, aprendiendo idiomas y memorizando palabras y fechas.

Gardner estableció siete tipos de inteligencia: lingüística-verbal, física-cinestésica, lógica-matemática, espacial, musical, interpersonal, intrapersonal y naturalista.

La inteligencia se ha definido de muchas maneras, incluyendo: la capacidad de lógica, comprensión, autoconciencia, aprendizaje, conocimiento emocional, razonamiento, planificación, creatividad, pensamiento crítico y resolución de problemas.

La inteligencia se mide a través de una prueba que esta destinada a evaluar ciertos conocimientos, aptitudes o funciones; a estas pruebas las llamaremos test de inteligencia, también conocidos como test de coeficiente intelectual (C.I o I.Q), se tratan de una serie de ejercicios que hay que hacerlos en cierto tiempo.